Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
Share

Ricardo Alarcón de Quesada*

Pensar al Che 46 años después de su asesinato es un reto y hay que asumirlo con modestia.

Habría que resaltar ante todo la impresionante sobrevida de su ejemplo. El tiempo transcurrido desde su muerte es mayor que el de su existencia interrumpida en plena juventud. Sucesivas generaciones lo han acompañado. Renació en hombres y mujeres que lo amaron sin haberlo conocido y por él dieron sus vidas una y otra vez.

Share

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
Share

Aquel hombre-leyenda, que el próximo 14 de junio cumpliría 85 años de nacido en Rosario, Argentina, conoció el temor, aunque supo vencerlo, hasta convertirse en un «santo del coraje»

Luis Hernández Serrano  / Juventud Rebelde / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

«Un hombre como todos los demás», así se sentía el Che, según él mismo confesó a un muchacho en la Unidad Experimental Ciro Redondo, en Jovellanos, Matanzas, en 1965. Solo que llegó a ser un hombre extraordinario.

Share

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
Share

La colección de manuscritos originales de Ernesto Che Guevara en su juventud, conforma una de las 84 propuestas de inscripción al Registro Memoria del Mundo que serán examinadas en Gwangju (Corea del Sur) la semana próxima, anunció este martes la UNESCO.

Foto: El Che Guevara y Fidel Castro. Clic en la imagen para ampliar

Share

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
Share

París, 11 jun (PL) Después de su estreno en Francia, la sinfonía Muerte y Renacimiento, en homenaje al comandante Ernesto Che Guevara, será presentada esta semana en la ciudad cubana de Santa Clara, informó hoy aquí su autor, Julio César Pardo.

Share