Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Share

Wendy Zuferri / AIN

La Habana, 20 jun (AIN) Los investigadores Adys Cupull y Froilán González presentaron hoy por primera vez en Cuba la serie televisiva “Semillas del Ñacahuasú”, acerca de los combatientes de Bolivia que cayeron junto al Comandante Ernesto Che Guevara en esa nación andina.
   La premier, acontecida en el contexto del VIII Taller Nacional Martiano de Ética que sesiona desde hoy en esta capital, tuvo un momento especial con la proyección del capítulo de la serie dedicado al luchador Benjamín Coronado Córdova.

   Benjamín era maestro, comentó a la AIN Adys Cupull, y este evento congrega fundamentalmente a docentes, así que de los cuatro episodios que tenemos terminados hasta ahora, quisimos enfatizar en este, centrado en un hombre con una labor no solo política sino también pedagógica, resaltó.
    Él fue el primero en entregar su vida generosa, nacido en la ciudad de Potosí el 30 de enero de 1941, se integró a la guerrilla de Ñacahuasú 10 días antes de cumplir 26 años y murió ahogado en el río Grande, el 26 de febrero de 1967.
   Adys y Froilán, autores de varios títulos sobre la vida y  obra del Guerrillero Heroico, tenían la impresión de que existía escasa información respecto a los 20 caídos de esa tropa que procedían del Altiplano, lo cual los motivó a indagar.
   Por el camino constatamos que, efectivamente, eran muy poco conocidos, en particular en Bolivia, donde en los años de la aplicación de las políticas neoliberales habían quedado relegados al olvido, apuntó Froilán.
   Leandro y Liván, hijos del  matrimonio de académicos, son los realizadores a cargo de estos audiovisuales auspiciados por varias entidades de la televisión pública boliviana, y que son resultado de casi tres décadas de investigación.
   Nos tomó largo tiempo desenredar la madeja de apellidos cambiados, mudanzas,  y otros tantos recursos utilizados para escapar de los insultos, la represión y hasta el peligro de cárcel que acechaba a los familiares de los guerrilleros antes del gobierno de Evo Morales, aseveró Adys.
   Al respecto, Froilán recordó una ocasión en que llegaron de noche a casa de la hermana de uno de los combatientes, quien dijo estarlos esperando, cosa imposible, ya que la pesquisa se estaba realizando en secreto.
   Luego nos explicó que, en realidad, llevaba 17 años esperando, porque a pesar de que nadie había vuelto a preocuparse por su hermano, ni ella ni su madre habían perdido las esperanzas de que algún día les llegaría la ayuda del pueblo revolucionario de Cuba, aseveró.

Share