Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Share

La misión médica a Gan Gan, en la Patagonia argentina, llevada a cabo por jóvenes doctores graduados en Cuba, constituyó una hermosa gesta humanitaria, declaró la pediatra Aleida Guevara, quien encabezó el contingente a esa inhóspita región.

En foto: Aleida Guevara March, hija del Che.

“Visitamos, al menos, unas 200 personas entre las que diagnosticamos casos de diabetes, hipertensión y 15 de cataratas que serán operadas en la clínica de la Operación Milagro en la ciudad de Córdoba”, señaló a Prensa Latina la galena cubana, al resumir la jornada solidaria.

“Fueron dos días de arduo trabajo, también de fiesta y, sobre todo, de alegría de vivir en Gan Gan. Eso se dice fácil, pero encontrarnos en esos lugares tan apartados del mundo es difícil, pero queda la satisfacción de lograr ver la contentura en la gente”, afirmó la hija del guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara.

Fue la primera brigada patagónica de graduados que emprende esta tarea solidaria en Gan Gan, una comuna rural del municipio de Telsen, a mil 622 kilómetros de Buenos Aires y a 394 kilómetros de la capital provincial de Rawson. La ciudad de referencia más próxima es Trelew, distante a 359 kilómetros.

“Las familias allí, de la comunidad originaria mapuche, quizás por primera vez en sus vidas vieron entrar en sus casas a un grupo de médicos y profesores, pues iban compañeros también del programa de alfabetización Yo si puedo”, refirió Aleida Guevara.

Bajo la consigna de declarar a Gan Gan y alrededores libre de ceguera prevenible y curable, como también de analfabetismo, los equipos de jóvenes profesionales visitaron a los habitantes de Telsen y Gastre, así como los de Yacay y Lagunita Salada.

Todos pusieron en práctica el modelo de medicina cubana que consiste en la prevención mediante el acercamiento del médico al pueblo, remarcó la pediatra.

Confluyeron en esa misión 30 profesionales de la salud, de ellos 22 médicos egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, de Cuba, cuatro de universidades argentinas y los médicos y enfermeras que trabajan en el Centro Oftalmológico de Córdoba, del programa Operación Milagro.

Participaron recién graduados que regresaron a Argentina y sin ir a sus casas se sumaron a la jornada de Gan Gan; también integrantes del Batallón Médico 51 que labora en la selva venezolana, quienes estaban de vacaciones, así como otros que trabajan fuera del país y viajaron para apoyar esta misión humanitaria.

“Conozco el sacrificio que hace mi pueblo para educar y formar gratuitamente a esos jóvenes, y verlos con esa sensibilidad, apreciar cómo se entregaron con gran entusiasmo; entonces, sientes que vale la pena cualquier sacrificio”, opinó Aleida Guevara.

La médica cubana también destacó el apoyo brindado por el hospital de Gan Gan y las autoridades locales a la jornada solidaria, en la que también participaron profesores de educación y cultura física graduados en Cuba, quienes organizaron actividades deportivas y recreativas para niños y jóvenes.

Como parte de una apretada agenda en Argentina, la doctora Guevara también impartió conferencias en las universidades de la Patagonia San Juan Bosco, de Trelew, y en la de San Martín, provincia de Buenos Aires, así como charlas sobre la medicina en Cuba en sindicatos, uniones y organizaciones sociales.

(Con información de Prensa Latina)

Share